Explotación agua subterránea es un foco de contaminación

E7
La Fundación por los Derechos del Consumidor (Fundecom), llamó a las autoridades a afrontar con decisión el grave problema que representa la explotación en forma indiscriminada de las aguas subterráneas y de la disposición de excretas o desechos humanos.

La entidad citó a la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Instituto Nacional de Recursos Hidraulicos (Indhri), Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) y el Ministerio de Medio Ambiente para que enfrenten esa problemática.

Resaltó que la salud de la población del Distrito Nacional corre un grave peligro de ser afectada por todo tipo de bacterias y microbios que alterarían en forma peligrosa su vida.

 

Dijo que son varias las denuncias que se han hecho en el país desde hace varios años sobre la contaminación de las fuentes de suministro de agua que abastecen al Gran Santo Domingo.

La ausencia de un adecuado servicio de alcantarillado sanitario, los vertederos improvisados y la falta de plantas de tratamiento son las principales causas de contaminación, no solo de las aguas superficiales, sino también de las aguas provenientes de los embalses subterráneos, que constituye el 34 por ciento del suministro diario.

El geólogo Osiris de León ha afirmado que el 90% de las aguas residuales de Santo Domingo, principalmente las aguas descargadas de los inodoros, son vertidas de manera directa y sin tratamiento a las aguas subterráneas, un hecho del que advierte se ha constituido en “una bomba bacteriológica que podría estallar en forma de epidemia colectiva, fruto del consumo de aguas altamente contaminadas con bacterias.

En el libro “Desafíos del Agua Urbana en las Américas”, de León explica que las aguas subterráneas reciben descargas de las aguas cloacales de casi 3.5 millones de habitantes que aportan unas 7 mil toneladas diarias de excrementos.

Por otro lado, Fundecom consideró que no se debe perder mas tiempo para enfrentar el problema del alcantarillado sanitario del Distrito Nacional, cuya primera expresión dramática ha sido la inutilización del hospital Dr. Félix María Goico o de los Billeteros, debido a que las aguas negras hicieron explotar las alcantarillas e inundaron parte de es hospital ubicado en el corazón de Villa Consuelo.

La entidad recordó que la letra (i) del Art. 33 de la ley 358-05, de fecha 9 de septiembre de 2005, establece que los consumidores tienen derecho a vivir y trabajar en un medio ambiente digno y sano que no afecte su bienestar ni le sea peligroso.

La organización de defensa de los derechos de consumidores y usuarios llamó a las autoridades responsables a buscarle una solución duradera al problema y pide a Danilo Medina parte de los fondos.